Tengo ya un tiempo que no escribo, sentía que algo faltaba, el arte necesita ser empujado de inspiración porque sino simplemente no fluye, y así fue como me vi sin ella aún por ende decidí salir a buscarla, en una de mis conversaciones con mi psicóloga me dijo algo muy cierto que sabía, pero más no reconocia y era que de la manera que yo puedo fluir es completa, si algo en mi vida no esta “al 100” no puedo fluir aunque trate y trate, yo trabajo de manera balanceada y si o si de una y otra manera se vera afectada o reflejado eso “que por ahora no está bien”.

Y así fue como mis pequeñas asignaciones que ella me mando se convirtieron en grandes retos para conectarme, para escucharme, para salir de “mi cajita”. Una de las cosas que más me gusta hacer cuando me siento perdida es ver videos de mis momentos felices, videos de años atrás, de etapas donde me sentía muy yo o al menos eso creía, buscar esos momentos donde estaba más nueva de fabrica (manera coloquial de decir antes de tener experiencias y preconceptos encima) releer mis pensamientos escrito, reconectarme con mis amigos del pasado (los que aún conservo claro está), tomarme ese tiempo para mí, de entender que así vaya creciendo y cambiando, proceso completamente normal como también es cierto que existe ese esencia en mí, eso que me hace ser Wanda con 12 años o con 24 años y que pase lo que pase no se ira a ningún lado.

Para poder completar una de mis tareas asignadas decidí abrir un cajón que es muy sensible pero necesario de abrir cada cierto tiempo y es mi “one drive” mi nube con mis recuerdos congelados desde hace más de 10 años, así que ya se podrán imaginar. Allí mi imaginación fue mi aliada y me deje llevar, sin darme cuenta que dure casi 5 horas riéndome, llorando, sintiendo mucha nostalgia y experimentando muchos más sentimientos, literal una montaña rusa de emociones.

isb

Viendo todos esos recuerdos y viajando en el tiempo, llegue a una conclusión que fue inmediata inspiración para mí, razón la cual salió este escrito y es acerca las personas que han estado en mi vida y pues sí, así mismo en pasado. ¿Por qué en pasado?, te preguntaras y es que al ver tantas cosas que he tenido la bendición de vivir, momentos únicos, lugares maravillosos, otros no tanto, porque no todo es como un cuento de hadas, pero si en este caso mi inspiración viene de lo bueno y chévere que he vivido. Desde uno de mis cambios más brutales que fue en el 2009-2010 de cambiarme de escuela, hasta el 2011 cuando me enamoré por primera vez, 2012 donde tuve el mejor grupo de amigas del mundo, 2013 uno de los años más trascendentales para mí también cerrar ciclos escolares, mi primer corazón roto, pero dándome paso también a salir por primera vez con “MI AMOR PLATONICO DE ESE MOMENTO”, pero eso no fue todo mi 2013, paso algo del más allá y fue que uno de mis más grandes sueños, de esos que parecían LEJOS E IMPOSIBLES hizo realidad, me fui a New York a un intercambio. ¿Qué cool verdad?

Las pollas

La única cosa que puedo decir de todo lo mencionado es lo que tienen en común una cosa con la otra y es o mejor dicho fue “las personas” con las que viví esos momentos. Hoy en día lo que más queda en mi mente más allá del nuevo colegio fueron las personas que me recibieron en él, lo que más recuerdo de mi primer amor no fue el hecho de que haya enamorado por primera vez sino que fue de esa persona, mi grupo de amigas “las pollas” fuimos 5 chamas que NADA hubiese sido lo mismo si una de nosotras no hubiésemos estado allí, el haber salido con alguien no hubiese sido tan memorable sino hubiese sido «ese niño grande cool del colegio» que por años admiraba y que siempre pensé que era inalcanzable, fuera de mi liga. POR SUPUESTO mi intercambio que haya sido en New York lo hizo IN CRE I BLE, pero el simple hecho de que haya sido CON ESAS PERSONAS que conocí y que juntos vivimos esa aventura simplemente lo hizo MAGICO.

mi EF familia

Y es que, si con el paso del tiempo me doy cuenta, y reafirmo que no es DONDE, QUE O COMO, sino con quien y quienes, que no es tan importante el escenario en el cual ocurren nuestros momentos sino lo más importante son los acompañantes que tenemos en nuestras escenas. ¡¡¡Gracias si fuiste parte de cosas que he mencionado anteriormente!!!

También gracias a ti que estas leyendo esto y formando parte de esta etapa tan chévere de mi vida, y si llegaste al final de mis locuras en palabras, GRACIAS y nos vemos en la próxima.


Escrito por: Wanda Santiago

One Comment

  1. Yadira Sierra mayo 8, 2021 at 11:39 pm - Reply

    Te conozco de hace un poco tiempo, pero si te he tomado mucho cariño y respeto. Sigue haciendo estos post, de una manera u otra haces que los que lean tus historias, hagan una mini película de lo que ha sido nuestras vidas también.
    Sigue !!!!!😘😘😘

Leave A Comment