Muchas veces nos montamos en el carro de la vida y andamos en una ruta desconocida solo dejándonos llevar por un GPS, el cual configuramos para llegar “a donde queremos ir” pero puede que a veces no sepamos usarlo, entenderlo o seguirlo, lo que trae por consecuencia que tomamos las salidas incorrectas, entramos en pánico por un instante pero al final todo esta bien porque se recalculara la ruta y podemos seguir, ahora bien puede que tardes un poco más en llegar, porque necesites parar ya bien sea que necesites ir baño, necesites echar gasolina o porque simplemente estés cansado y necesites descansar. ¡Hey y eso está bien!, porque cuando tienes algo que te está guiando no importa que tanto te tardes porque sabes bien hacia dónde vas.

En la vida cuando tomamos decisiones por seguir lo que queremos o por seguir a quienes queremos o por cualquier cosa que sea ESO que te hizo tomar esa decisión, vamos armando nuestra propia ruta pero sin GPS solo con la idea de que no importe que tome salidas incorrectas o que me demore sólo pensamos en el destino/razón/decisión que nos hizo tomar ese camino y si es cierto al tomar la decisión de partir y de emprender un destino nuevo puede que dejes en la vía personas valiosas, momentos únicos, tú seguridad, tú zona de confort, casa, familia, tú cama, tus domingos con la abuela, cómo también cierras ciclos u otras veces nos vamos sin cerrarlo, pero siempre recordándonos en cada momento que todo valdrá sin importar que paradas hagas, o si empiezas el camino con personas que en el medio del viaje se van bajando, seguramente te acompañaron exactamente el tiempo que necesitaban estar allí, o si en las paradas conociste y viviste cosas ÚNICAS que dijiste que loco no pensé que me pasaría o en el peor caso ¿Por que me pasó?. Pero créeme que todo luego tendrá sentido, al final de todo ¿Sabes que es lo importante? Que tú eres el que lleva el volante, tú eres el que configuró ese GPS interno , tú eres el que decide cuánto te tardarás, si quieres hacer las paradas, si quieres tomarlo con calma, o seguir sin parar…

Tener ese poder de decisión de montarte o de irte cuando no sientes que allí tienes que estar, tener esa valentía de invitarte y permitirte ser, ir o de apostar por tu destino es algo que no tiene descripcion. Te aplaudo si ahora estás montado en esa ruta y por más confusa que sea, está bien porque ese GPS está más cargado de decisión que no importa cuánto te tardes, vas a llegar, no importa lo que hayas dejado porque va a valer la pena , no importa cuantas personas te digan que estás loco, ¿Sabes porque? Porque va a valer la pena, cree en ti y en ese sentimiento que te hizo tomar la acción de moverte porque si de eso se TRATA de seguir moviéndote.

Al final, nadie manejará por ti, no hay ninguna ruta más perfecta así sea confuso que la que estás tomando AHORA por la lucha de estar en “EL LUGAR FAVORITO”… Tu en tu carro, llevando el volante, andando por la ruta de la vida, con paradas, cansancio, momentos, personas, lugares, recuerdos, amores, desamores, motivado o desmotivado, pero es TU CARRO, es TU RUTA… con la configuración perfecta… sin duda es donde estoy ahora.
Es MI LUGAR FAVORITO.

y si llegaste al final de mis locuras en palabras gracias y nos vemos en la proxima..!

Escrito por: Wanda Santiago

One Comment

  1. Franco Da Silva marzo 9, 2021 at 6:14 pm - Reply

    Siempre que la elección del camino sea propia será una aventura, por muchos altos y bajos que pueda tener… excelente reflexión!!! Un abrazo Grande Wanda!! 🤗❤❤

Leave A Comment